El paraguas...

El sábado Ale, #BebéRegina y yo fuimos a la cafetería de confianza a pasar un rato agradable, comimos algo delicioso y platicamos con nuestros amigos de dicho lugar. Parecía que iba a llover pero lo dejamos en "parecía".

#BebéRegina comenzaba a desesperarse, entonces pedimos nuestras tradicionales bebidas para llevar, un capuccino para Ale y un chai para mí (el mejor que he probado), acompañados de una rebanada de panqué de nata, porque además queríamos llegar a bañar a bebé, dormirla y seguir viendo #StrangerThings, serie con la cual ya estamos picados y apenas vamos por el tercer capítulo, en nuestra vida soltera ya hubiéramos acabado la serie, pero por evidentes razones eso ya no se puede, terminar un capítulo ya es un logro, con muchas interrupciones pero logro al fin.

Pagamos, nos despedimos y al salir oh sorpresa, comenzó a llover, no muy fuerte pero nada más traíamos una cobija que no abrigaba lo suficiente, el dilema comenzó "nos quedamos, nos vamos, qué hacemos".


Inmediatamente Marco y George, nos ofrecieron un paraguas, no estábamos lejos de casa, pero si nos aventurábamos llegaríamos como sopas y lo que menos queríamos era que la niña se mojara, entonces aceptamos el paraguas. Vi cómo George lo buscaba, lo sacó, se lo pasó a Marco y se lo dio a Ale, yo venía cargando las dos bebidas.

Al tomarlo Ale, les dijo "ahorita se los traigo", a lo que ellos dijeron que no había problema pues era un paraguas que un cliente había olvidado hace tiempo. Les dimos las gracias y nos disponíamos a ir a casa y...

La escena es la siguiente: Ale afuera de la cafetería cargando a bebé, yo en la entrada de la cafetería con las dos bebidas, Marco enseguida y atrás George, todos viendo a Ale que agarró el paraguas y muy seguro de lo que iba a hacer lo abrió, se cubrió, nos volteó a ver y en automático nos reímos a carcajadas, pero carcajadas, yo tuve que dejar los vasos en la mesa que tenía a un lado porque en verdad no pude y además me contagiaron ellos dos que vieron exactamente lo mismo que yo y no tanto ver, pensar.

Cuando Ale abrió el paraguas los primero que se leía era PRUDENCE así tal cual lo escribo en mayúsculas, negritas y en grande, todos asociamos de inmediato el nombre con la marca de condones y luego lo vimos tan seguro, sonriente y cargando a #BebéRegina que nos dio mucha risa, porque él no se había dado cuenta hasta que volteó a verlo y también se empezó a reír y comenzaron los chistes locales, supongo pueden imaginar de que iban.

Entre risas nos despedimos y camino a casa yo no podía controlarme y es que la escena realmente fue muy graciosa, de hecho seguí y sigo riéndome nada más de acordarme.


¿Cosas inservibles?

Cuando nació monstruita me topé con muchos post que decían básicamente "lo que no debes comprar para la llegada de tu bebé" o &qu...