Visita urgente al pediatra

Era uno de esos fines de semana en que habíamos hecho planes, desayunar, ir al super, regresar y colocar el árbol de navidad, hacer algo rico de comer, tal vez salir un rato a pasear o por nuestro habitual café de fin de semana.

Nuestras actividades iban bien, #BebéRegina estaba saliendo de una pequeña gripa y de la molestia de los dientes de arriba que le están saliendo, con los dos de abajo no hay problema alguno, pues nació con ellos.

Mientras levantaba las cosas del comedor y me disponía a preparar la pañalera de viajes cortos, sí, tengo pañalera para tres tipos de ocasión viajes cortos, medianos y largos, todo se basa en el tiempo en que nos vayamos a tardar, así es como escojo el accesorio que reemplazó a mis bolsas y mochilas, tan lindas ellas, en fin, eran aproximadamente las doce del día cuando Ale –mi esposo– me dice: "oye, la niña tiene granitos en el cuello", me acerqué la vi y creí que se trataba de sudor, anteriormente había pasado algo similar.



Él le tomó fotos y se las mandó a su mamá, quien le dijo que la revisáramos bien, que parecían granitos de fiebre eruptiva, nuestra cara de what? fue la misma que seguro ustedes están poniendo en este momento, nos quedamos pensando y claro, buscamos qué era eso (son infecciones virales o bacterianas caracterizadas por la aparición de manchas, ampollas o lesiones en la piel mejor conocidas como sarampión, varicela, rubéola o escarlatina), total que yo regresé a lo que estaba haciendo cuando vuelvo a oír: "oye, tiene más granitos", fui con ellos y le dije: "a ver, vamos a cambiarla" yo pensando que la ropa le había provocado alguna especie de reacción en su piel, pues en mi mente no podía pensar que tuviera sarampión u otra cosa ¡es una bebé! (no se descarta, pero en nuestras mentes siempre circula esa vaga idea que te da si otro niño tiene), cuando le empezamos a quitar toda la ropa estaba llena de granitos en el cuello, la espalda, el pecho y la pancita, estaba muy roja y sí ¡nos asustamos!

En menos de media hora, ella ya estaba llena de granitos, no se quejaba, no lloraba, NADAAA, ella estaba tranquila pero nosotros no sabíamos qué pasaba, era obvio que nada era normal a este punto. Literal salimos corriendo al consultorio del médico, yo me esperaba llegar y tardar horas en entrar porque siempre tiene mucha, mucha gente y más los sábados, pero ni modo, sabía que íbamos a tener que esperar, cual va siendo nuestra sorpresa que ¡NO HABÍA GENTE! Tenía un paciente adentro, afuera estaba un señor esperando a su esposa e hijos y luego estábamos nosotros, cuando salió el doctor la familia del señor que seguía NO HABÍA LLEGADO por ende, seguíamos nosotros, nos volteamos a ver Ale y yo y nada más dijimos: "pff, qué suerte!

Ya con el médico, le empezamos a explicar lo que había pasado, Regina seguía en lo suyo, ella ni en cuenta hasta que la revisaron y empezó a llorar como si no hubiera un mañana, conclusión del médico: "ESTA HERMOSURA TIENE ROSÉOLA", mi reacción: "¿Rosequé?"


El doctor nos explicó que la Roséola es prima hermana de la Rubéola, ésta última le quiso dar, pero no llegó, mmm vamos a decir que no llegó a término y quedó en esta infección viral causada por cepas del virus del herpes, afecta principalmente a los niños y ocasionalmente a los adultos, se presenta con fiebre de varios días y sarpullido, tienes que ir al médico si notas que tu hij@ tiene esto, porque hay un tratamiento y cuidados, principalmente una pomada para calmar la comezón, además es contagioso, si bien no es necesaria una cuarentena como sucede con otras enfermedades, tal como la Rubéola sí tienes al menos de tres a cinco días que proteger a los miembros más pequeños de tu familia cercana y por ende, tú como mamá o tú como papá que son los que están en contacto con el menor, observar cómo vas pasando los días porque pudo contagiarte, al menos, hasta ahora que estoy terminando esta entrada de blog, Ale y yo no hemos presentado ningún síntoma.


Antes de que el médico nos diera los pormenores de esta enfermedad, me preguntó ¿cuánto tiempo le diste leche materna? A lo que, sí, por dentro un poco triste contesté: mes y medio, el médico me vio y nos dijo: "con eso fue suficiente, siempre es importante al menos dar el primer mes de leche porque le dan el calostro y eso hija, evitó que le diera Rubéola, porque tiene defensas tu bebé, pero por favor, NUNCA DESCARTEN LAS VACUNAS, al año hay que ponerle las que le corresponden, si bien no es para que no les dé, es para PREVENIR que la enfermedad, en caso de que les dé sea lo menos agresiva posible".


No se imaginan el alivio que me hizo sentir, aún cargo en la conciencia el hecho de que no pude darle leche materna a mi bebé, pero saber que lo poco que logré le hizo bien, me hace sentir excelente. 


Únicamente quiero aclarar algo, la leche materna es un excelente alimento, pero ésta no hace que tus hijos sean más o sean menos enfermizos, sean más o sean menos inteligentes, sean más o sean menos sociables, habemos quienes por circunstancias totalmente ajenas a nosotras la lactancia no pudo ser y hay quienes sí tuvieron la fortuna y ambas tienen hij@s que se enferman, como todos nos hemos enfermado alguna vez, hij@s que tal vez las matemáticas no son lo suyo, pero otros que son excelentes con los números o hij@s que son en extremo amigables y otros más serios, la forma en la que se desarrolle tu hij@ siempre será un espejo de cómo los vayas guiando.


Hoy Regina ya va mucho mejor, los granitos ya casi desaparecieron y afortunadamente nunca le dio temperatura. Si notas algo raro en tu hij@ no dudes en correr con el médico, él o ella serán los indicados para decirte qué pasa y qué le puedes dar, la visita al pediatra no es mero trámite, tienes que ser constante, mes a mes tienes que llevarlo para que vean cómo va su desarrollo, desde peso y medidas, hasta para que te dé la mejor guía de la alimentación, es más, los médicos también te pueden sacar de dudas tales como: ¿usar o no andadera?, ¿gatear o caminar?, ¿frutas y verduras rojas hasta cuándo? y miles de preguntas que rondan por tu cabeza, ninguna es tonta y pregunta todo lo que se te ocurra, todooo porque así como yo estamos aprendiendo a ser mamás y papás, porque somos primerizos y acercarte a los expertos es la mejor manera de aprender.







¿Cosas inservibles?

Cuando nació monstruita me topé con muchos post que decían básicamente "lo que no debes comprar para la llegada de tu bebé" o &qu...