¿Estereotipos?

Me urgía escribir sobre este tema porque en verdad estoy impactada en cómo los estereotipos afectan tanto, la sociedad aún tiene inimaginables prejuicios sobre tema que hoy deberían de ser cosa del pasado o que incluso, no deberían de ser tan importantes.

Así como les hablé el mi blog anterior sobre el concepto que se tiene de la mujer, casi como la obligación de renunciar a todo y educar exclusivamente a los niños, doy un salto al color azul y rosa.

¿De qué hablo? Bien, de esa manera tan peculiar que todos tenemos, porque sí, debemos aceptar que en algún momento de nuestras vidas pensamos que si es niño todo debe ser azul, que si es niña todo debe ser rosa, ¿a quién se le ocurrió que tenía que ser así, por qué un bebé no puede usar azul aunque sea niña?

Y no nada más pasa en los colores, volvemos al tema de la mujer, a mi bebé no le puse los aretes hasta los dos meses –la historia la saben, todo lo que me pasó– y durante ese tiempo, quienes la veían siempre pensaron que era niño, no faltó el que dijera "ah, es que no trae aretes", me pregunto ¿y eso qué?



Que si la cobija es amarilla, es niño, que si no trae diadema es niño, que si trae ropa verde es niño, obviamente no, es niña y odio vestirla de rosa (la visto de rosa porque tiene ropa rosa que le regalaron y se agradece), pero el verde qué culpa tiene, qué de malo hay en vestirla de rojo o el color que sea, no podemos encasillar al color con el género.

Si yo hubiera decidido no ponerle aretes ¿hubiera estado mal, hubieran dicho que era niño siempre? ¿Por qué unos aretes deberían de definir a un bebé?

Para empezar, tú decides qué quieres y qué es mejor para tu hijo, ¿qué pasaría si un día tu hijo NIÑO decide que quiere usar una playera rosa o amarilla, o qué tal tu HIJA quiere usar pantalón vaquero, botas y camisa? Yo digo que nada, ellos son libres de decidir qué prendas usar, no vamos lejos, hace unas semanas, mi bebé me hizo un berrinche –tiene tres meses– porque no le pareció la ropa que le puse, sí, no le pareció, ya había hecho de todo, no sabía por qué lloraba, en mi segundo intento por revisarle el pañal y quitarle la ropa que traía se calmó de la nada, tuve que buscar algo diferente y santo remedio.

Los niños, deberían de ser libres, si quiere moños, le ponemos moños, si no quiere diadema no le ponemos diadema, si quiere un vestido, vestido será y con los niños igual, si le gusta el rosa que le guste, si quiere una peluca, hay que darle una peluca, olvidemos esa parte de juzgar a los papás por cómo visten o no a sus hijos, si son o no libres, siempre sabrán ellos cómo hacerlo, las opiniones y consejos se agradecen, pero no olviden que siempre habrá formas para darlas y de esa misma manera se recibirán.


¿Cosas inservibles?

Cuando nació monstruita me topé con muchos post que decían básicamente "lo que no debes comprar para la llegada de tu bebé" o &qu...