Ir al contenido principal

Ser mamá y trabajar

¡Soy mamá y ya me voy a trabajar! 

Cómo vas a dejar a tu bebé, cómo es posible, tu responsabilidad es él, ella o ellos, eres mujer y tu designio es quedarte en casa con los niños, cocinar y esperar a tu esposo todas las noches, él es el único que debe proveer a su familia, tú ¿para qué quieres salir?, ¿superarte?, ¿trabajar?, ¿estudiar?, ¿prepararte?, ¿aprender? Estas muy equivocada, mujer a su casa y listo.

Seguro que muchos en la actualidad te señalarían por tan terrible decisión y las anteriores son pocas de las muchas cosas que te dirían, pues sí, aún viven en el siglo pasado o su formación fue muy distinta a la que nosotros tenemos en este 2017.

Ya hablábamos anteriormente del desprendimiento y lo doloroso que puede ser tomar la decisión de salir a dar un paseo o peor IRNOS A TRABAJAR. Cuando estuve internada en el hospital, esa vez que mi vesícula decidió renunciar a mí, y que dejé de tener contacto total con mi bebé por 15 días, sentí horrible, de ahí que tomé la decisión de ya no querer trabajar en una oficina, con un horario terrible y a una distancia descomunal.

Creo, que como muchas mamás y/o papás el hecho de pensar o incluso ya vivir el momento de salir de casa y verlos dormir, llegar a casa y verlos dormir, rompe. Trabajar no es nada malo, estás viendo por ti y el futuro de tu familia, pero muchas veces hay trabajos que no te dejan ni respirar, que no te llenan y que sacrificas a tu propia familia, cuando eres papá o mamá te das cuenta de muchas cosas.

En 2016 yo renuncié a mi trabajo, larga y triste historia que no quiero recordar, no tenía un horario malo, lo malo aquí era la distancia, sí, trabajaba hasta El Toreo, de donde yo vivo hasta allá había veces que si bien me iba hacía dos horas de camino, una vez llegué a hacer tres horas y media, allá en #TierraDeNadie porque definitivamente no había nada ni nadie ya no era mi opción y pensando en el hubiera, definitivamente hubiera sido terrible ir y venir embarazada y luego, ya con mi bebé no habría sido nada sencillo.

Pero ese hubiera no existió, así que platicando con mi esposo tomé la decisión de que ya no buscaría más trabajos, porque no tenían las oportunidades, los horarios, las distancias ni mucho menos el sueldo deseado. Fue así como el emprendimiento llegó a mí y porque en mi mente nunca dejó de existir la idea de dejar mi carrera, la que tanto trabajo me costó, de dejar todo lo aprendido y claro, de todos mis conocidos del medio.



Fue así que abrí mi propio sitio de noticias, al que le he metido todo de mí, que está a mi gusto, que nadie me prohíbe publicar o escribir lo que yo quiera, es mi propio foro abierto, Tagged MX se desprende de todas las ideas que rondan en la cabeza de mi esposo y claro, en la mía. No tengo horarios, no tengo que preocuparme por las distancias, no tengo limitaciones, no tengo quien me diga no, así no, es un sueño hecho realidad que sin el apoyo de mis amig@s, familia y claro, del amor de mi vida no hubiera podido lograr.

Ser mamá me abrió el panorama y me dio muchas oportunidades, este blog por ejemplo, así como mi sitio y más ideas que ya rondan en mi cabeza, que están en la mesa y que pronto darán vida. Ser mamá no te debe frenar a seguir adelante, a triunfar a buscar lo que deseas, no olvides que también mereces ser grande, admirada y una gran mujer.

Conéctate con las personas ideales, con esas a quienes también les gusta superarse, querer ser más y mejor, créanme que podrían llegar a lograr grandes cosas, no se dejen llevar por comentarios del siglo pasado, porque aún quedándose en casa cuidando a los bebés pueden demostrar ser las mejores, si no cocinaron porque estaban metidas escribiendo en su blog o pintando cosas para venderlas, armando proyectos, haciendo llamadas, nada va a pasar, un sándwich puede resolver y saciar el hambre de todos.

Si tú decides que quieres seguir trabajando en un horario, en oficina, salir de tu hogar, también estás en todo tu derecho, porque cada una de nosotras somos libres de tomar la decisión que mejor creamos, muchas veces fracasaremos, pero no por eso tiraremos la toalla.

Si eres afortunad@ y tienes un jefe fenomenal, aprovecha la oportunidad que te pueda brindar, yo siempre he dicho o al menos a mí el freelance siempre fue lo mejor del mundo, mi jefe, José Luis, ha sido y seguirá siendo el mejor jefe del mundo mundial internacional, él me dio la primera oportunidad de trabajar en el medio con todas las facilidades y el apoyo, en ese entonces yo pasaba por un momento triste en mi vida y él supo comprenderlo, darme mi espacio y lo más importante, siempre creyó en mí, ya no estoy trabajando con él, pero si tienen un jefe que te comprende, que sabe que desde casa puedes responder de la misma manera que estando en la oficina, aprovechen, saquen jugo de esa opción y crecerán mucho.

Papás, seguramente y espero que sí, haya por ahí muchos que decidan estar en el hogar con sus proyectos personales, también se puede y si quieren se logra, es un básico tener comunicación con sus parejas para que ambos sepan qué necesita o quiere el otro, son un equipo no lo olviden, si los dos están unidos pueden triunfar, y en caso de que estemos hablando con mamás o papás solteros, no hay obstáculo, su motor es su bebé, no dependemos de uno u otro para salir avantes.