De madre a hija...

Que difícil es la labor de ser madre, hoy admiro mucho más a mi mamá, ella con tres hijos, cada uno muy distinto al otro, dos hombres y una mujer, ella siempre firme y atenta a sus tres retoños, nunca se dejó vencer, toda una mujer entera siempre.

Hoy, desde hace seis años ya no está conmigo y la extraño demasiado. En mi familia hay puros hombres, yo era la única mujer, cuando supe que estaba embarazada desee que fuera niña, y así fue.

Tal vez necesitaba y deseo hacer con mi hija todo lo que mi mamá hacía conmigo, recuerdo que siempre decíamos "estamos deprimidas, nos iremos de choping (compras)", hoy me pregunto cuál hubiera sido la reacción de mi mamá al decirle "mamá, estamos deprimidas, hagamos choping desde la comodidad de nuestra casa y únicamente con la computadora", sí, tal vez meterla a ese mundo del e-commerce le hubiera dado nervio pero una vez viendo lo fácil y divertido que es, se hubiera enamorado e igual nos deprimiríamos más seguido.

También quisiera saber su reacción al decirle "mira mamá esto es esmalte semipermanente, vamos a ponernos más guapas", sé que no lo hubiera creído posible, pero ahí habría estado complaciendo a su hija.




Había muchas cosas más que compartíamos juntas, se fue cuando más la necesitaba, recuerdo que el día que me comprometí no sabía ni cómo decirle a mi papá, necesitaba su consejo, el día de mi boda me hubiera encantado que estuviera para organizar juntas todo, para escoger mi vestido y mis zapatos, para volvernos locas y llorar de emoción, pero eso no pasó.

Con mi embarazo, misma historia, tantas cosas que me pasaron que quería que ella estuviera aquí y me aguantara con mis depresiones, síntomas y dudas. Al nacer mi bebé y después de todo lo que me pasó, todo lo que me decían y me hacían sentir, incluso mi propio sentir y pensamientos que no andaban tan bien, tomé muy personal cosas que me decían y me afectaban mucho.

Necesitaba a la mamá que me dijera todo lo que me esperaba en el embarazo, bueno y malo, que me acompañara paso a paso, que no me dejara sola, que me diera todos sus consejos, simplemente tenerla a mi lado.

Deseo hacer tantas cosas que hice con mi mamá ahora con mi hija, enseñarle a ser una guerrera como lo fue su abuela, a que nunca se dé por vencida, decirle que ser mujer puede ser increíble y que va a lograr todo lo que se proponga porque ahí estaré tomando su mano para impulsarla y siempre abrazarla, sé que no le duraré toda la vida, pero quiero darle todo lo que esté en mis manos y con el apoyo de su papá se que lo lograremos.

Yo aún necesito de mi mamá y quisiera su abrazo y un: "tranquila, lo estás haciendo bien".



¿Cosas inservibles?

Cuando nació monstruita me topé con muchos post que decían básicamente "lo que no debes comprar para la llegada de tu bebé" o &qu...